Juego del reloj que se paraba

Un hombre no tenía  reloj de pulsera ni de bolsillo, pero tenía un reloj de pared muy exacto que sólo se paraba cuando se olvidaba darle cuerda. Cuando esto ocurría, iba a casa de un amigo suyo, pasaba la tarde con él y al volver ponía el reloj en hora.  ¿Cómo es posible ésto sin saber de antemano el tiempo que tardaba en el camino?

 

rp_Juego-del-reloj-que-se-para.jpg

[learn_more caption=”Clic aquí para ver la solución”] Al salir de su casa dio cuerda al reloj y escribió la hora en un papel. Cuando llegó a casa de su amigo apunto la hora que era en ese momento y cuando se fue volvió a apuntarla. Cuando llegó a casa miró el reloj y así pudo saber cuánto tiempo había estado fuera de casa. Restando de eso el tiempo que había estado en casa de su amigo pudo calcular lo que había tardado en ir y venir; sumando la mitad de ese tiempo a la hora que era cuando salió de la casa de su amigo pudo averiguar la hora que era en cualquier momento.[/learn_more]

 

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *