El seto

Esto es la clase de Jaimito y dice la maestra: –Para mañana me vais a traer una redacción con la palabra “seto”.

A la mañana siguiente, la maestra pregunta la lección y dice: — a ver, Pepita, tú qué has escrito?–
–Pues mire, “Ayer por la tarde cogí mi brioso corcel y salté un seto”–
–Muy bien, Pepita, muy bien. Y a ver, Pedrito, tú qué nos has traído?–
–Yo he escrito lo siguiente, señorita: –”Ayer vi una rana diminuta que fue saltando de seto en seto”–

–¡¡Muy bien, Pedrito, muy bien!! Y a ver tú, Jaimito–
–Y dice: “Pos fui yo el otro día a mi camello de confianza a pillar jaco, me lo metí, vi que eran polvos de talco y volví y le dije: “”¡¡¿¿pero quéseto, tronco?!!””–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *