– Mamá, mamá, en el colegio me llaman champú.
– Tranquilo, Johnson, no más lágrimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *